Café de la montaña a tu hogar

En Jinocafé servimos de vínculo entre los productores de café de altura de la zona del Kilambé, en Nicaragua, y los consumidores que gustan de un café de sabor especial, característico de esta región de importante altitud en el país.

El proceso de producción típico de la zona consiste en el corte, despulpe del café, lavado y secado, trillado y tostado. Todo esto con el objetivo de mantener las características organolépticas que son reconocibles en el sabor de una taza de café de altura jinotegano.

Para nosotros ha sido importante empezar a procesar y distribuir este café de altura, porque significa darle una visibilidad directa al esfuerzo de los productores de esta región. Pero también para poner en manos de nuestros consumidores un café de gran calidad y cuyo origen es trazable y verificable.

El café es un gran motor de la economía en el norte de Nicaragua, pero no solo para los productores, sino para todos los trabajadores que participan en las distintas etapas del proceso productivo: desde la limpia de los cafetales, abonado de las plantaciones, poda, siembra, resiembra, recolección y proceso del «grano de oro».

Generalmente la mano de obra es local y esto permite la economía de las familias de estas zonas productivas tengan un ingreso importante durante todo el año. Es por eso que la relación entre más directa tiende a beneficiar más tanto a trabajadores, consumidores y productores.